Bolso de patchwork con telas japonesas, acolchado a mano y needle turn

Casa / Acolchado libre / Bolso de patchwork con telas japonesas, acolchado a mano y needle turn
Bolso de patchwork con telas japonesas, acolchado a mano y needle turn

El hada del bosque

Buenísimos días!!!

Corría el año 2014… sí cómo ha pasado el tiempo… y decidí que sería buena opción trasladar a la tela aquellos cuentos que le contaba a mis enanos antes de dormir. Y fue así como surgió la idea de hacer este bolso. El hada del bosque. Vale, y también, todo sea dicho, tengo un no sé qué, que qué sé yo, con los bolsos que no me puedo aguantar. Pero a lo que voy.

Me parece fascinante el trabajo de las grandes quilters japonesas que ponen toda su dedicación en la realización de trabajos muy laboriosos, muy minuciosos, completamente hechos a mano, con esas manitas tan pequeñas y, por las que salen obras que parece hayan sido cosidas por ángeles. Dicho lo cual. Me atrevo a enseñarte este trabajo que ha salido por las manos de esta humilde servidora y que lejos queda de esos trabajos tan pulcros y delicados de los que te acabo de hablar, pero que algún día, cuando sea mayor, tal vez me acerque a esa perfección. Pero por lo pronto, aquí te lo que ha salido por estas manitas, lleno de perfectas imperfecciones :))) Creo que me estoy aficionando a usar este término jejeje

Dibujé líneas de acolchado, primero hice cuadrados de una pulgada, que a su vez dividí en secciones de media pulgada. Y fuí acolchando … Y a medida que iba avanzando cada vez me gustaba más como iba quedando.

Y así se iba viendo por detrás.

Puntadita a puntadita.

Y en el frontal, primero apliqué la niña y luego acolché.

Un primer plano. Aclaro, que las fotos son como los búhos, nocturnas y con la cámara del ipad…. y, para colmo, son del 2014, así que tienen un punto vintage jajajaja, se nota, sí?

Y luego hice la confección del bolso. Tenía que ser ligero y pequeño, algo de salir corriendo con lo justo, y de colgar, para llevar las manos libres y poder sujetar a los niños que en aquella época tenían cuatro y cinco años, y corrían como galgos, jajajaja Yo no sé cómo esas piernecitas tan chicas pueden correr tanto!!!

Con cremallera, por supuesto, soy un poco despiste, y cuanto más difícil me lo ponga  a mí misma para perder cosas, mejor me irá 🙂

Y un ribete para que tuviese más consistencia.

No te voy a negar que lleva trabajo, pero tampoco te voy a negar, que a fecha de hoy, después de tantos usos, después de todo lo que ha pasado por este bolso (ainsss si pudiera hablar)…

Aún hoy puedo decir, que no lo ha hecho ninguna quilter japonesa de renombre, pero lo he hecho yo y no ha quedado mal del todo, no te parece?

Besicos de colores y feliz miércoles!

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
Abrir chat