Caminante no hay camino…

Casa / Confetti Cake / Caminante no hay camino…

Se hace camino al andar.. Y es que mucho hemos andado desde que empezó esta historia en marzo de este año. Todo empezó como siempre, con un patrón del que te enamoras (o se enamoran) luego, te lo enseñan, tú también caes, se lo enseñas a alguien más… y entonces es donde viene el lío… vamos que sin darnos ni cuenta ya estábamos eligiendo telitas, cortando, y clasificando…

Y es que es una satisfacción enorme coser en compañía, no sabes cuánto hasta que no lo haces, el compartir tus inquietudes y tus dudas online, y a golpe de teléfono, con fotos, mil mensajes de ida y vuelta… es tremendo, cómo cambia un mismo trabajo presentado por personas diferentes en función de sus gustos, parecen distintos patrones!! ¿os he dicho ya que esto cada día me está enganchando más? Bien, como os decía… creo que hasta la fecha es uno de los trabajos que más he disfrutado, además de por la compañía, por el placer del trabajo bien terminado, cada costura que cuadra con la anterior, cada pico, cada pulgada en su sitio, te reconforta las horas de trabajo empleadas y robadas al sueño. Os enseño…

 Y así en este estado quedó en Julio como os comentaba aquí… Pero aún quedaba mucho camino por andar, me quedaban 8 bloques más por terminar para que tuviese la medida de la colcha de la otra cama…

Y por fin, puedo enseñaros cómo ha quedado…

Y de momento, lo tengo así, arrugadito a falta de planchar y de acolchar, ya os lo enseñaré en fotos más presentables cuando lo tenga listo. Y si te ha gustado muchísimo como me pasó a mi la primera vez que vi uno, y quieres aprender a hacerlo, Sonieta ha preparado un monográfico aquí tienes la info, y si lo que quieres es que te lo den preparadito y cosidito, pues ponte en contacto conmigo 😉
Besotes gordos

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
Abrir chat