Búsqueda

Envíos 2,95€ y gratis a partir de 60€

Patrón Único para Crear Abrazos de Oso y Besos de Mariposa

Con este diseño los peques de la casa nunca más se asustarán de los monstruos

(de verdad de la buena)

Aviso:

Lo que te voy a contar son marrones que nos han pasado, algunos más a menudo de lo que nos gustaría

(ojalá tú no los hayas sufrido)

Marrón número 1

Hace la comunión la nieta de tu mejor amiga y quieres hacerle un regalo.

Algo que le recuerde a ti una vez que se haya pulido el dinero de la tarjeta de regalo.

Rebuscas entre tus patrones y localizas un par de ellos.

Los observas bien, y te das cuenta de dos cosas:

  1. No sabes si vas a saberlo a hacer sola.
  2. Y si lo consigues, la cara de la niña no será muy diferente a la que pondría si le hubieras regalado un diccionario Larousse Griego-Español.

Marrón número 2

Llega tu hija y te encarga una bolsa para la merienda del peque, tú aún no lo sabes, pero te acaba de meter en un marrón.

Como una leona te lanzas a rebuscar entre tus libros y revistas algún trabajo que poderle hacer.

Después de un buen rato terminas más deshinflada que un globo porque solo encontraste patrones de mayores, aburridos y demasiado complicados para la bolsa de la merienda.

Al día siguiente, te vas a buscarle un dibujo en punto de cruz, mientras de camino te vas lamentando porque tienes telas que no puedes usar y ahora te toca rascarte el bolsillo.

Es normal, la mayoría de los trabajos de patchwork no están pensados para niños.

Los mayores estamos demasiado ocupados haciendo cosas aburridas y de mayores.

Hay que estar un poco loco, bajar al nivel de los enanos y pensar como ellos para poder ver el mundo con ojos de niño.

Menos mal que hay diseñadoras que aún no han matado al niño que llevan dentro y ven el mundo con otra perspectiva.

Afortunadamente, yo soy una de ellas.

Por eso he diseñado este trabajo

Patrón especial para recibir abrazos de oso y besos de mariposa

  • Encuentra la felicidad en las cosas pequeñas: un helado, una flor, un abrazo… Con este patrón, puede que te falten el helado y la flor, pero el abrazo lo tienes garantizado.
  • Disfruta cosiendo mientras imaginas la cara de felicidad de los más peques cuando se lo regales.
  • Relájate cosiendo algo sencillo y gratificante. Sin complicaciones; este patrón te lo pone muy fácil.

Recuerdos que se quedarán pegados en la memoria de tus peques como un chicle a su zapato.

Puede que no se acuerden del examen de mates, pero nunca se olvidarán del cojín que les acompañaba en sus largas noches de lectura, o esa colcha que les tapaba las piernas mientras se preparaban el examen la noche de antes.

A veces no hacen caso de las cosas cuando se las decimos, es normal, la naturaleza de los más pequeños es rebelde, al igual que la naturaleza de las que los queremos es ayudarles a construir memorias y recuerdos que nunca se le olviden.

Este trabajo te ayudará en eso.

¿Qué vas a encontrar dentro del curso?

  • 9 Patrones de nivel fácil para hacer aplicación (puedes usar el método que más te guste, yo usaré entretela termoadhesiva).

 

  • Archivo descargable en formato PDF con 22 páginas.

 

  • Abecedario monstruoso.

 

  • Explicaciones escritas.

 

  • Videotutorial con explicaciones sobre la aplicación del bloque y el montaje del trabajo.

 

  • Tamaño final del trabajo 100×115 cm

 

  • Distintas opciones de montaje para hacer otros diseños, además del quilt.

 

  • Master class con explicaciones y trucos que te ayudarán a realizar ya no solo este trabajo sino otros que hagas en un futuro.

 

  • Sesión de directo  para resolver dudas y preguntas. Si compras ahora, tendrás acceso a una sesión de directo conmigo, no una becaria, ni un señor escondido en mi sótano, conmigo.

¿Cómo funciona la compra?

Tras la compra te llega un email con la confirmación del pedido.

Y después un segundo, correo con instrucciones para acceder a tu curso.

Recuerda que es una preventa, tendrás acceso al material a partir del día 22 de Julio.

Como ves, nada de complicaciones.

0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda