Me llamo Ela

Casa / hijos / Me llamo Ela

Te acuerdas cuando tu hijo era pequeño y le preguntabas su nombre? mi pequeña hasta que no tuvo dos añitos y pico no supo pronunciar bien su nombre, Ángela… Aún recuerdo el día que al volver de casa de la yaya me dijio mi suegra: “ya no dice Ela, ya dice Ángela” …. Yo no sabía si enfadarme o alegrarme porque sabía que en ese momento mi pequeña había dado un paso más y dejaba de ser un poco más bebé…

Desde que aprendí a coser, siempre había querido hacerle una muñeca. Había visto muchas Raggedy, había visto muchas tildas, la mayoría me encantaban, pero no terminaban de encajar en lo que yo buscaba…

 Al final me lancé y la hice… tenía que ser pequeñita, porque sus manecitas pequeñas no podrían sujetar una muñeca muy grande, además, la idea era que durmiera con ella en la cama sin ocupar demasiado espacio…

Le hice el vestido, más o menos igual que las muñecas de jengibre que había hecho para mi madre, mi suegra y para mi amiga Sylvita.

 Sin embargo, la cara tenía que ser diferente. Con una dificultad añadida, yo no sé pintar… 🙁 Así que la esbocé en la propia tela con el pilot frixion) Consecuencia… con el tiempo y el roce, la cara se borró. 

 Y en cuanto al pelo, lo hice como el que le preparamos a las Tildas. Por entonces, mi pequeñajo tenía un añito y algo. Y al día siguiente, despiste! me olvidé la muñeca aún sin pintar y sin darle el toque final en el comedor. Eso de salir corriendo para la cama y olvidarte de recoger solo me pasa a mi. Total, mi pequeñaja cuando se levantó y la vio iba corriendo de un lado a otro de la casa entusiasmadísima con su muñeca… cualquiera se la quitaba :))), así que a falta de la cara, prueba superada! pensé yo…. Pues no! después de un tiempo jugando con ella, mi canijo acertó a despelufarla y arrancarle casi todos los pelos, jajajaja. No superó el control de calidad… 🙁
Así que, casi calva y con la cara casi borrada, me tuve que poner con ella otra vez e intentar sacarle “punta” :)))

 Volví a cortar más lana, y esta vez me dije a mi misma que si no iban con las tijeras en mano, no se lo iban a arrancar… LO COSI jajajaj :))) si no puedes con tu enemigo…

 Aquello parecía que iba pareciendo “algo”… ahora quedaba la cara, bueno, ahí no profundizo mucho porque veréis que Dalí estaba de vacaciones ese día :))))

Las pecas en la nariz, son marcas de la casa, yo las tengo desde tiempos inmemorables, y a mi canija se le están empezando a pintar sobre la nariz 😉
Así que después de casi dos años jugando con ella, y después de varios retoques, este es el resultado final. Quizá no sea la muñeca más bonita del mundo, quizá no sea la mejor pintada, ni la más perfecta…
 Pero es mi muñeca….
Te quiero mi vida…

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
Abrir chat