Hogar es donde el corazón está…

Casa / Acolchado a mano / Hogar es donde el corazón está…
Hogar es donde el corazón está…
 El Patchwork es historia… Bienvenida a la mía…
Lo terminé en octubre de 2015, pero no he tenido la fuerza suficiente para publicarlo. Está muy cargado de recuerdos que me quebraban la voz cuando me ponía a hablar de él, de hecho aún hoy se me sigue rompiendo la voz cuando le explico a alguien qué significa… Pero empecemos por el principio…

 

Desde que nacieron mis hijos nos íbamos a visitar a mi madre, también a mi padre, pero sobre todo a mi madre a la casa que tenían en el campo (hablaré en pasado, porque a día de hoy soy incapaz de volver al campo)
Nos íbamos de día y volvíamos de noche incluso sin esperarlo había veces que nos quedábamos allí al calor de la chimenea o al fresquito de la noche bajo la montaña… Por eso la luna y el sol…
La casa tenía un gran gallinero con ocas, pavos reales, gallinas, gallinas americanas, gatos (que incluso empollaban los huevos cuando las gallinas se iban a comer)…. Mis hijos se lo pasaban en grande correteando detrás de ellos… Por eso el gallo, y solo uno, por mi padre, que era el “gallo del gallinero”…
 A mi madre le encantaban las plantas,sobre todo geranios y gitanillas, como buena andaluza…  Tenía una gracia especial con ellas y le florecían hasta las especies más raras en los veranos más austeros….

El campo estaba rodeado de muchos almendros y la franja de la derecha simboliza las ramas de los almendros, y los círculos aplicados simbolizan las almendras en flor.

Simbólicamente las labores de patchwork se representan con cestas. Representando aquellas labores que yo me llevaba y cosía mientras veía a mis hijos correr y jugar con mi madre… Y los corazones de las cestas son un corazón por cada miembro de mi hogar, mis dos hijos, mi marido y yo… En el borde de la izquierda, cada una de las estrellas corresponde a mi hermana y su marido, mi hermano y su mujer, mi marido, y los dos últimos pajaritos somos yo y mi madre el oscurito… Y por qué, yo un pajarito? pues porque yo soy un reflejo de mi madre, y soy la mujer que soy gracias a ella…
Mi padre compró la finca porque le encantaba la caza, y estaba llena de conejos, que nos salían al encuentro cuando entrábamos en la finca … Qué ilusión les hacía a mis hijos ver cómo los “Charlis” venían a saludarnos!!!
La casa era muy grande, …. y también tenía una cuesta que bajaba de la falda del monte y que llevaba a la casa (una era) por la que se dejaban caer mis hijos “triciclo abajo” y se lo pasaban en grande…

Empecé a coserlo en el verano del año 2014 cuando me lesioné la pierna, y aproveché el período de convalecencia…  En noviembre de ese año mi amiga Sole me sacó esta foto acolchándolo…

no sabía lo que vendría después…. Seguí acolchando, pero fue realmente durante mi estancia en los hospitales durante el año 2015 cuando lo acabé….

 

Y fue, finalmente, en octubre de 2015 cuando lo acabé… Y puedo decir muy orgullosa que mi madre pudo verlo y pude explicarle el significado de cada detalle, de cada objeto, y supo que su esencia está en cada trocito de tela y luce así de majestuoso en el comedor de mi casa….
Y así, con la garganta rota, lágrimas en los ojos, te enseño uno de los trabajos más bonitos que he hecho hasta el momento, y no sé si algún día podré hacer otro que lo supere, yo creo que no…

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
Abrir chat